Sesión de Reiki Usui Tibetano. Tu cuerpo físico, mental, emocional y espiritual se regeneran, se reequilibran y se sanan con una o varias sesiones de Reiki según cada persona y tema a tratar. Reiki es la Energía Universal, el Amor… Rei significa Energía del Cielo y Ki Energía Vital, la Energía de la Tierra… La persona que practica Reiki es capaz de canalizar esta Energía Universal, siendo como un bambú o una tubería, dejando fluir la Energía y transfiriéndola a la persona que recibe. Todos somos energía y en nuestro cuerpo hay lugares donde la energía se ha estancado. Esto se puede traducir en una emoción reprimida, un dolor físico, una enfermedad… El Reiki ayuda a que la energía fluya y que esos nudos o cualquier energía densa se diluyan, dejando que la Energía de la persona se armonice y se reequilibre en todos los planos. A nivel físico ayuda a restituir las defensas y rejuvenece nuestras células aportando vitalidad y sanación a nuestro cuerpo.

No hace falta creer en el Reiki, el Reiki no cura ni es mágico, ayuda a la persona a que se autocure. La persona que recibe Reiki es quien tiene el poder de querer sanarse, el Reiki ayuda a acelerar el proceso de cada uno, aportando lo que cada uno necesita en cada momento: energía para llevar algo a cabo, relajación, activación de las células que regeneran nuestro cuerpo…

Muy recomendado para personas con cáncer en tratamiento de quimioterapia y radioterapia. Ayuda a aceptar el proceso de la enfermedad y la propia medicación en el cuerpo, dando soporte al sistema inmunológico para poder afrontar las fuertes dosis. En estos casos, posibilidad de ir a domicilios u hospitales.

Sesión individual: 30€* (1h aprox.)

*Para tratamientos complementarios de Reiki en personas con enfermedades paliativas o en tratamientos fuertes (tipo quimioterapia, radioterapia…) con necesidad de ir regularmente el precio puede variar según la situación económica de la propia persona o familia.

 

 

Leave a reply